Monumentos fúnebres de Santa Maria Gloriosa dei Frari, en Venecia

La Basílica dei Frari en Venecia, el templo de uno de los conventos franciscanos más importantes de Italia, empezó a albergar sepulturas de grandes personalidades ya en el siglo XIV, cuando todavía no estaba culminada, como una importante fuente de financiación de las obras de la propia iglesia, unas sepulturas que se fueron incrementando a partir de su consagración, a fines del siglo XV, hasta llegar al inicio del XIX, cuando aunque ya no se incorporaron más sepulturas por el decreto de prohibición de exhumar en la ciudad, sí se erigieron destacados monumentos funerarios, como el de Canova y el de Tiziano.

01
Mausoleo al escultor Antonio Canova

Me propongo hacer un recorrido por los conjuntos que más llamaron mi atención atravesando toda la nave central para comenzar por el presbiterio.

02
Planta de la basílica con los monumentos funerarios más destacados (1)

Así, en el altar mayor se ubican dos importantes sepulturas. A la derecha se encuentra la del doge Francesco Foscari, uno de los dogi más importantes de la la Serenissima, de ahí que ocupe este lugar preferente, fallecido en 1457. Es obra de Nicolò di Giovanni en un estilo que muestra el paso entre el último gótico y el primer renacimiento. Se compone de una urna sostenida por cuatro ménsulas, con relieves con las tres Virtudes Teologales, Fe, Esperanza y Caridad, en el frente, y San Antonio y San Marcos en los laterales, y sobre la que reposa el difunto acompañado de las cuatro Virtudes Cardinales, Fortaleza, Justicia, Prudencia y Templanza, además de dos guerreros que portan el escudo dogal, todo ello bajo baldaquino sobre el que figura un Cristo resucitado acompañado de un niño que representa el alma del difunto, flanqueado por una Anunciación.

03
Sepultura del doge Francesco Foscari

La sepultura del doge Niccolò Tron, fallecido en 1473, ocupa la pared izquierda y también supone el reconocimiento de la Repubblica a este rico comerciante por haberla socorrido en un periodo de crisis. Diseñada por Antonio Rizzo, se considera una de las obras escultóricas más importantes del Renacimiento veneciano, organizada mediante cuatro cuerpos y veintidós estatuas, siendo la primera en un monumento fúnebre veneciano que el difunto es representado de pie y vivo en vez de tumbado y muerto, en el centro del primer cuerpo, flanqueado por la Fe y la Caridad.

04
Sepultura del doge Niccolò Tron

En el último ábside del Evangelio, la cappella dei Milanesi, descansan los restos de Claudio Monteverdi, miembro de la cofradía de los milaneses muerto en Venecia en 1643.

05
Sencilla lápida de Claudio Monteverdi en el suelo de la cappella dei Milanesi

En el transepto del Evangelio destaca el Monumento funerario de Generosa Orsini y Maffeo Zen, que unos autores atribuyen a Pietro Lombardo y otros a Antonio da Verona, fechado en la segunda mitad del siglo XV.

06
Monumento funerario de Generosa Orsini y Maffeo Zen

El Monumento a Federico Corner, también del siglo XV, se ubica en la cappella di San Marco, erigida por esa ilustre familia veneciana continuación del último ábside del Evangelio. La escultura del ángel, de la escuela de Donatello, se considera uno de los mejores ejemplos renacentistas de la ciudad, con perfecta armonía entre la estructura arquitectónica y la figura escultórica, y la pintura al fresco que rodea la obra se atribuye a Andrea Mantegna.

07
Monumento a Federico Corner en la cappella di San Marco

En el crucero de la Epístola se ubican el Monumento funerario de Paolo Savelli, la Tumba de Benedetto Pesaro, el Monumento el Beato Pacifico y el Monumento a Jacopo Marcello.

La tumba de Benedetto Pesaro, muerto en la toma de Corfú en 1503, se ubica enmarcando la puerta de entrada de la sacristía. Fue encargada por su hijo Girolamo siguiendo los deseos testamentarios de su padre de ser enterrado en dei Frari y la obra se atribuye Lorenzo y Giovambattista Bregno. Muestra columnas pareadas que enmarca la puerta sobre las que se desarrolla un entablamento y un segundo cuerpo con tímpano que acoge un sarcófago de mármol policromado y la figura del finado de bulto redondo, de pie y sosteniendo la bandera, a su vez flanqueado por las representaciones de Neptuno y Marte.

08
De izquierda a derecha, el Monumento funerario de Paolo Savelli, Tumba de Benedetto Pesaro, 
el Monumento el Beato Pacifico y el Monumento a Jacopo Marcello

El Monumento a Paolo Savelli, un príncipe romano comandante de la tropa veneciana muerto en Padua en 1405, se atribuye a Jacopo della Quercia y es de comienzos del siglo XV, realizado en madera, un monumento ecuestre, el primero de este tipo realizado en Venecia, sobre el sepulcro, atribuido a la escuela de Dalle Masegne o a Rinaldino di Francia.

09
Monumento a Paolo Savelli

El Monumento al Beato Pacifico, uno de los primeros franciscanos que llegaron a Venecia, está realizado en terracota y mármol, obra gótica que algunos autores atribuyen a Nanni di Bartolo, fechada en 1427, realizada para el senador Scipione Bon, que lo cedió al difunto. Se compone de una urna con las representaciones de una Resurrección y un Descenso al limbo enmarcada por un arcosolio apuntado en el que figura un Bautismo de Cristo.

El Monumento a Jacopo Marcello, capitán de la flota veneciana muerto en Gallipoli, fue realizado por Pietro Lombardo y se fecha con posterioridad a 1488. Muestra urna sobre la que se sitúa el fallecido, de pie, con armadura.

10
Monumento a Jacopo Marcello

En la nave del Evangelio se ubican varios monumentos funerarios espectaculares. El Mausoleo del doge Giovanni Pesaro enmarca la puerta lateral de la basílica, en el cuarto tramo contando desde la cabecera. Está realizado en la década de 1660 y es un ejemplo típico del barroco veneciano, diseñado por Baldassare Longhena con esculturas de Melchor Barthel y labor de bronce de Bernardo Falcone da Lugano. Aunque la familia ya contaba con capilla sepulcral en el ábside de la sacristía, decidió erigir este grandioso mausoleo para uno de sus miembros más ilustres.

11
Mausoleo del doge Giovanni Pesaro

Se organiza mediante dos cuerpos y tres calles. El cuerpo bajo contiene la puerta lateral de la basílica y se organiza mediante cuatro telamones que enmarcan dos esqueletos de bronce sujetando sendas inscripciones, un entablamento y un segundo cuerpo de columnas jónicas de fuste de mármol negro con cuatro figuras alegóricas y con la figura del doge entronizada flanqueada por las alegorías de la Religión y el Valor a la izquierda y la Concordia y la Justicia a la derecha. El conjunto está rematado por dos putti que soportan un paño con el escudo Pesaro.

A continuación se encuentra, quizá, el monumento funerario más conocido de Santa Maria dei Frari, el Mausoleo a Antonio Canova, un encargo de la Academia de Bellas Artes de Venecia para honrar al escultor y en el que sólo se encuentra el corazón del artista, enterrado en Possagno, su localidad natal.

12
Antonio Canova. Cuarto boceto para el Monumento a Tiziano, 
barro, 70 x 69 x 20.5 cm., Museo de Canova en Possagno (2)

Fue levantado en 1827 por los discípulos del escultor, fallecido en 1822, siguiendo el modelo que éste había realizado para el monumento a Tiziano y que no se ejecutó, pero que Canova aplicó, con variaciones, para una de sus obras más famosas, el Mausoleo de María Cristina de Austria en la iglesia de los agustinos de Viena. Y precisamente está ubicado enfrente del que unos años después se erigiría al pintor.

14
Monumento a Canova

Es una pirámide utilizada como telón de fondo para centrar la atención en una procesión funeral con las figuras alegóricas de la Escultura, que porta la urna funeraria, esculpida por Bartolomeo Ferrari, seguida de un genio con antorcha, esculpido por Rinaldo Rinaldi, la Pintura y la Arquitectura, que portan la guirnalda de flores, esculpidas por Luigi Zandomeneghi, y dos geniecillos con antorchas encendidas como símbolo de la inmortalidad del arte, esculpidos por Jacopo de Martini, grupo ubicado a la derecha. Antonio Bosa fue quien realizó el relieve que aparece sobre la puerta con los dos ángeles que sujetan la efigie del escultor rodeada de una serpiente, símbolo de la inmortalidad.

15
Detalle de la alegoría de la Escultura
16
Cortejo funerario y detalle de la efigie del escultor sobre la puerta

A la izquierda aparecen el genio alado de Canova con una antorcha apagada, símbolo de la muerte del artista, esculpido por Giuseppe Fabris, junto al león de San Marcos herido, que representa a Venecia desesperada, esculpido también por Rinaldi.

17
Genio alado y león de San Marcos
A lo largo de toda la nave de la Epístola también se ubican varios monumentos funerarios.

18
Distintos monumentos y altares de la nave de la Epístola, con el Monumento a Jacopo Marcello, en el crucero, en primer plano

El más destacado es el Mausoleo a Tiziano, que ocupa el quinto tramo de la nave, justo enfrente del de Canova que, con variaciones, iba a ser el del pintor, y donde en su día estuvo la capilla del Crucifijo y una pintura de un Crucificado del Duecento considerado milagroso, que se cree que en origen estaría en el ábside de la segunda iglesia y que hoy está ubicado a la derecha del altar mayor.

19
Monumento a Tiziano

Fue erigido a mediados del siglo XIX con financiación de Fernando I de Austria, un patrocinio austriaco que se evidencia en base de la corona sostenida por dos ángeles, donde puede leerse "Titianus / Ferdinandus I / MDCCCLII", en el león de San Marcos que corona el monumento, que en vez de llevar el Evangelio entre las piernas presenta el escudo de los Habsburgo y, finalmente, en que Tiziano se representa con la insignia de Caballero de la Espuela de Oro que le concedió el emperador Carlos V, honor antes nunca concedido a un pintor.

20
Detalle del Mausoleo de Tiziano

El pintor aparece coronado con laurel, rodeado de las alegorías de la Pintura, la Escultura, el Dibujo y la Arquitectura y las reproducciones en bajorrelieve algunas de sus pinturas más famosas, destacando la de la propia la Pala dell’Assunta que ocupa el ábside de la basílica.

21
Detalle de la parte central del Mausoleo de Tiziano
22
Grabado del siglo XIX el que ya se aprecia el Monumento a Canova, a la izquierda, 
pero en el que enfrente todavía no está el de Tiziano, sino el altar del Crucifijo 
de Longhena, trasladado al último tramo de la nave de Evangelio 
para erigir el monumento al pintor (4)

El mausoleo tiene una curiosa historia porque no conserva resto humano alguno; entonces ¿dónde están los restos del Gran Tiziano?

Finalmente, si nos fijamos en la contrafachada, también está ocupada por sepulturas. Sobre la puerta se ubica el Monumento fúnebre de Girolamo Garzoni, senador fallecido en el asedio de Negroponte en 1688, con la figura del difunto de pie, armado, coronado por un ángel y flanqueado por las alegorías de la Religión y de la ciudad de Venecia. A la izquierda se encuentra el Monumento fúnebre de Alvise Pasqualigo, procurador de San Marcos fallecido en 1528, de Gianmaria Mosca, y a la derecha el Monumento del senador Pietro Bernardo, fallecido en 1538, de Tullio Lombardo, compuesto por una urna coronada por el difunto arrodillado ante el Redentor y San Pedro, su santo patrón.

23
De izquierda a derecha, monumentos fúnebres de Alvise Pasqualigo, Girolamo Garzoni y Pietro Bernardo

Las pinturas, con escenas de la vida de San Francisco, son de Flaminio Floriani, de la estela de Tintoretto.

Otras artículos de VENECIA en Viajar con el Arte:

Basilica di Santa Maria Gloriosa dei Frari
Iglesia de San Giacomo da l’Orio

Otros artículos de ARTE FUNERARIO:

Cimitero delle Porte Sante de San Miniato al Monte de Florencia
(3) http://elogedelart.canalblog.com/archives/2009/06/15/14082747.html
(4) http://www.basilicadeifrari.it/italiano/basilica_dei_frari_storia.html

Fuentes:

http://www.chorusvenezia.org/index.php?option=com_content&task=view&id=21&Itemid=17
http://www.basilicadeifrari.it/italiano/basilica_dei_frari_storia.html
http://giandri.altervista.org/giandri_0405_Frari_1.html
http://archiviodistatovenezia.it/index.php?id=154&C=0

Comentarios

Lilith ha dicho que…
Una vez más superas mis expectativas. Qué información más bien contada ¡y qué fotos!
Nada, otro lugar más para añadir a todos los que me dejé en mi mini estancia en Venecia.
¡Muchísimas gracias por mostrarnos tantas maravillas, Sira!
Sira Gadea ha dicho que…
Muchas gracias, Lilith. Venecia es así, plagada de sorpresas. Estoy segura de nunca se termina de conocer a no ser que se viva una temporada, y larga. La ciudad a la que nunca me cansaría de volver, estoy segura. El día ayudó lo suyo para las fotografías: era un radiante día de noviembre con una preciosa luz. Un beso.
ricardo mujica ha dicho que…
Hermosa ciudad, hemos recorrido con mi esposa, entusiasmados con las obras que hemos visto, este octubre del 2014.
Sira Gadea ha dicho que…
Sí que es hermosa. Muchas gracias por tu comentario, Ricardo.
Artemy Candón González ha dicho que…
Arte, historia y cultura todo concentrado en un templo. Recuerda mucho, en estilo y concepto, a la Iglesia de San Giovanni y San Paolo, el panteón de los dogos. Personalmente uno de los más hermosos templos venecianos. Por cierto Sira, tu blog es excelente.
x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

Entradas populares