Feliz Navidad en los Apartamentos Borgia. Pincelada en jueves

 Escenas de la Anunciación y la Natividad en dos de los lunetos de la "Sala dei Misteri",
decorada con el Ciclo de la Vida de la Virgen y de Cristo,
en los "Apartamentos Borgia" de los Musei Vaticani 

Los conocidos como "Apartamentos Borgia" son cinco salas realizadas para su uso privado por orden de Rodrigo de Borgia, el papa Alejandro VI (1492-1503), en la primera planta del Palacio Apostólico, abierta al Patio del Belvedere, y decoradas con delicados estucos policromados y con pinturas realizadas por Bernardino di Betto, llamado “il Pintoricchio”, y su taller, conformando uno de los exponentes más bellos del renacimiento romano.

Aun así, nada impidió que a la muerte del papa Borgia, su sucesor, Pío III, decidiera sellarlos, quedando abandonados, lo que posiblemente obró el milagro de su magnífica conservación, hasta que a fines del siglo XIX León XIII los abriera al público para fruición de todos los que hemos tenido la dicha de admirarnos de su belleza y pararnos a contemplarlos deleitándonos casi en soledad entre la vorágine de la marea humana que transita desde las Estancias de Rafael hacia la Capilla Sixtina sin ni siquiera darse cuenta de lo que dejan a su paso.

Los personajes protagonistas que aparecen en las escenas se cree que pudieron tomar los rostros del propio papa y de sus tres famosos hijos, Juan, César y Lucrecia. En el luneto de la Resurrección la "Sala dei Misteri" es el propio Alejando VI como tal y no ya caracterizando a algún personaje, el que se presenta como orante ante Cristo, conformando uno de sus retratos más interesantes.

Escenas de la Epifanía y la Ascensión, esta última con Alejando VI orante a la izquierda en la
"Sala dei Misteri" de los Apartamentos Borgia

Detalle del retrato de Alejando VI orante (1)

"Es posible que no haya en Roma otro lugar donde uno se sienta transportado al corazón mismo de la vida del Renacimiento, como en esas habitaciones. Durante el recorrido, cuando en esa larga serie de aposentos, el silencio sólo es quebrado por el ruido del agua que cae de la fuente situada en el centro del patio, se presenta al espíritu la presencia de quienes han vivido aquí. Aquí es donde la luz jugó en la cabellera rubia de Lucrecia, donde el famoso pontífice paseó sus vestiduras de brocado, donde César Borgia mostró sus armaduras doradas... " (2)

Referencias:


Fuentes:

Comentarios

Mimi Cosgaya ha dicho que…
La última vez que estuve en Roma no encontré estas dependencias a pasar de que las busque, debió coincidir con algún cierre temporal, una pena porque la primera vez que las vi me fascinaron
Sira Gadea ha dicho que…
Ahora estaba la primera sala con un gran andamio mientras se veía que estaban restaurando las pinturas. El resto se podían ver perfectamente y sin nadie ¡insólito! Muchas gracias por tu comentario, Mimi.
Rafael de Juan ha dicho que…
Yo tambien te deso una muy feliz Navidad y un año nuevo en que los Reyes magos te traigan un buen patrocinador para tus trabajos de divulgacion que tan felices nos hacen a los aficionados al arte!.
Un abrazo.
Sira Gadea ha dicho que…
Muchas gracias, Rafael. Ni te imaginas cuánto supondría para mi contar con ello. A ver si es verdad y en 2015 llega a Viajar con el Arte un patrocinador. Yo también lo incluyo en mi carta a los Reyes Magos. Un abrazo y Felices Fiestas.
Ray ha dicho que…
Aprovechando la tranquilidad de este primer día del Año me he puesto a repasar cosas que tenía pendientes en Internet y, entre ellas, tus deliciosas "pinceladas", Sira. Precisamente dentro de unos meses viajaré a Roma, donde sé que has pasado unos días fabulosos.
Me uno a los deseos de Rafael; tu trabajo lo merece.
Un abrazo y muchas Felicidades.
Sira Gadea ha dicho que…
¡Qué suerte ir a Roma! Es verdad, he estado quince días que me han sabido a poco. Roma es inabarcable, abrumadora. Muchas gracias por tus buenos deseos y también espero que el 2015 llegue plagado de ilusiones cumplidas y alegrías para ti. Un abrazo muy fuerte, Ray.
x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

Entradas populares