La portada occidental y el pórtico de la Catedral Vieja de Vitoria

La catedral de Santa María, conocida como “Catedral Vieja” para diferenciarla de otra posterior levantada en el siglo XX en el ensanche de la ciudad según proyecto neogótico, no alcanzó la categoría de catedral hasta la fundación de la diócesis de Vitoria en 1862 y se ubica en el extremo norte de la parte más alta de la población. Su construcción, pegada a la muralla altomedieval, fue compleja, con graves problemas estructurales, y una historia plagada de avatares ligados a la propia historia de la ciudad que ya os he mostrado en un post sobre la propia historia y otro con un pausado paseo” por el edificio en la actualidad,  Pero todavía me quedaba mostraros la fachada occidental, así que voy a ello.

Portada occidental de la Catedral Vieja de Vitoria

Esta fachada a los pies presenta una triple portada, en consonancia con las tres naves del templo, y se proyectó cubierta con un pórtico de tres tramos rectos como prolongación de las tres naves de la iglesia. La estructura arquitectónica de los tres portales se compone de un amplio basamento sobre podium formado por pedestales para esculturas rematadas por doseletes desde los que arrancan las arquivoltas apuntadas y peraltadas, que acogen un tímpano dividido en registros. En cuanto al programa iconográfico, se inspira en las catedrales góticas del norte de Francia, en las que aparece la Glorificación de la Virgen en el centro flanqueada por el Juicio Final en el lado de la Epístola y un ciclo hagiográfico en el del Evangelio.

Alzado de la Portada (1)

El portal de la Epístola o del Juicio Final, fechado en torno a la década de 1330, presenta doble arquivolta y tímpano dividido en tres registros que enmarcan un vano rectangular con moldura vegetal.

Portal de la Epístola

En cuanto al tímpano, en el registro superior está Cristo Varón de Dolores presidiendo el Juicio flanqueado por la Virgen y San Juan Evangelista orantes, como intercesores, una derivación de la Déesis bizantina en la que el Bautista es sustituido por el Evangelista, dos ángeles que portan los instrumentos de la Pasión y otros dos angelitos sobre la cabeza de Cristo sujetando la cruz con un paño.

Tímpano del Juicio Final

Dibujo del tímpano del Juicio Final (1)

En el registro central están los condenados y los bienaventurados flanqueando una psicostasis, con San Miguel pesando las almas. Los elegidos son una figura femenina coronada, quizá la Virgen, un confesor, quizá san Ildefonso, y un mártir, muy probablemente san Lorenzo, identificado por la parrilla a los pies, una jerarquía celeste que sustituye a la habitual representación de la escala social. Los condenados se reflejan mediante imágenes genéricas de vicios y tampoco se hace referencia a la clase social o profesión.

No se representa la Resurrección de los muertos, o por el carácter síntético de la representación o porque ésta se inspiraría en el tímpano de la portada de la Coronería de Burgos, en la que esa parte está en las dovelas.

En el registro inferior, aunque todas las figuras están descabezadas, parece representarse la hagiografía de Santiago el Mayor, con las escenas de la Vocación de Santiago, acompañado de san Pedro, la Predicación, el Arresto y el Martirio del apóstol. El que la ciudad se encuentre en pleno Camino de Santiago y la primitiva dedicación de la capilla de la cabecera en el mismo eje del portal a ese santo parecen apoyar esta interpretación.

En la arquivolta interior aparece el Colegio Apostólico, que actúan como asesores en el Juicio. De izquierda a derecha y de abajo a arriba están, Pablo, Andrés, Santiago peregrino, Judas Tadeo, Simón, Bartolomé, Pedro, Juan, Tomás Felipe, Santiago el Menor y Mateo. En la exterior se representan catorce santas, que actúan como intercesoras de las almas, entre las que se distingue Margarita, con el demonio atado, Lucía, con el plato con los ojos, Catalina, con la rueda, María Magdalena, con el tarro de perfume… aunque otras son de difícil identificación por ausencia de atributos específicos.

En las ménsulas del vano aparecen el profeta Ezequiel como depositario de la Revelación y también estaba la sibila Eritrea, la primera de las sibilas, como resumen de la profecía para el pueblo gentil, ambos explicando el mensaje de las postrimerías desvelando la resurrección de la carne y el día del Juicio respectivamente. La sibila debió eliminarse tras el Concilio de Trento, que las consideró figuraciones profanas no ajustadas a la doctrina.

En las jambas aparecen las santas Brígida de Suecia, Gertrudis, María Magdalena, Matilde y Isabel de Schona y en las claves de la bóveda aparecen santos de devoción popular y titulares de distintas cofradías piadosas o gremiales de la ciudad.

Jambas del Portal del Juicio Final

El portal del Evangelio, fechado a mediados del siglo XIV, muestra dos arquivoltas, tímpano dividido en tres frisos y dintel. En las arquivoltas aparece un coro de ángeles, profetas y reyes músicos. En el tímpano se relata la hagiografía de San Gil, con la Entrega de la túnica, la Curación de un hombre mordido por una serpiente, el Encuentro del santo y San Cesáreo, obispo de Arlés, el Encuentro con San Veredonio ermitaño, San Gil abandona a Veredonio para vivir en soledad y la cacería real, El Encuentro de San Gil con el rey Flavio, San Gil rezando desde una playa para evitar un naufragio, la Construcción de un monasterio con dos iglesias y la Resurrección del hijo del gobernador de Nimes. En el vértice superior aparece Cristo entronizado entregando el pan eucarístico rodeado de bienaventurados orantes entre los que estaría San Gil, cuya vida ejemplar le ha llevado a la salvación.

Portal del Evangelio

Se cree que la elección de este santo vendría vinculada a su labor como intercesor, que es como se le representa en la cúspide del tímpano. Fue patrón de enfermos y lisiados, de madres nodrizas, control de tempestades, fertilidad de los campos… pero, sobre todo, fue abogado de los pecadores, muy importante para el momento del Juicio Final pues podía intervenir incluso a favor de los que no habían confesado algún pecado con tal de que se arrepintieran, una creencia popular en la época. Además, su vida, narrada en el tímpano, era un ejemplo de buenas obras, esenciales para un Juicio Final favorable. También se pone en relación, por su especial vinculación con la realeza, con un cierto homenaje a los reyes castellanos, bajo cuyo patronato se construyó y decoró el templo, sobre todo Alfonso XI, en cuyo reinado se esculpirían las portadas.

Dibujo del tímpano del Portal del Evangelio (1)

También hay quien considera que no es la hagiografía de san Gil sino las de santo Domingo de la Calzada, en el dintel, y san Juan de Ortega, su discípulo, en los dos primeros registros del tímpano, ambos constructores del Camino de Santiago en la diócesis de Calahorra y La Calzada, a la que pertenecía Vitoria, entre los siglos XI y XII, levantando calzadas, puentes, hospitales, templos… En este sentido, en el vértice no estaría Cristo entregando el pan eucarístico sino Cristo Pantocrátor con el círculo como imagen del universo y la eternidad rodeado de la Jerarquía celeste.

En las ménsulas aparecen san Martín como músico y pastor y un ángel músico.

Las jambas no muestran esculturas y en las claves de la bóveda se representan Padres de la Iglesia y de nuevo santos de devoción popular, con san Roque, san Sebastián, san Nicolás, san Benito o san Antón.

El portal central, fechado en torno a la década de 1370, más ancho que los laterales, en relación con la anchura de la nave central, está dedicado a la Virgen como titular de la iglesia y cuenta con dos arquivoltas, tímpano de cuatro registros y parteluz.

Portal central (2)

En la arquivolta exterior se suceden patriarcas, profetas, reyes del Antiguo Testamento, presididos por David y Salomón, y precursores de Cristo, como san Juan Bautista. En la interior aparece un coro de ángeles turiferarios y ceroferarios y dos serafines, celebrando el Triunfo de la Madre de Dios.

En cuanto al tímpano, en el registro inferior se desarrolla el Ciclo de la Infancia de Cristo, con la Anunciación, la Visitación, la Natividad, la Epifanía, la Presentación en el templo y la Matanza de los Inocentes.

En el siguiente registro están Pentecostés, el Viaje de los apóstoles, la Dormición de la Virgen y la Decensión o Llegada de Cristo con el alma de María en sus brazos.

Tímpano del portal central

El ciclo se continúa en el siguiente registro con la Asunción. La Virgen está junto a su Hijo, que la sujeta por la cintura ayudándola a ascender rodeados de pequeños angelitos representados en distintas actitudes, incensando, rezando, tocando instrumentos… Ella le entrega el cinturón a Santo Tomás, arrodillado a su derecha, y a continuación se suceden reyes del Antiguo Testamento y profetas a su izquierda y obispos a su derecha, también arrodillados, como símbolos de la Iglesia Triunfante y Militante respectivamente, figuraciones de la Antigua Ley y la Nueva Ley, cuyo nexo de unión serían Cristo y la Virgen o representaciones de la Sinagoga y la Iglesia, todas ellas contraposiciones muy utilizadas en el gótico y de claras referencias eclesiológicas.

En el registro superior, el lugar tradicionalmente ocupado por una Maiestas Domini, se representa la Coronación de la Virgen, la culminación de su entrada triunfal en el Cielo. Es un asunto de creación occidental que se difunde en la Baja Edad Media en paralelo a la importancia que adquiere el culto mariano por el papel activo de María como corredentora y por el reconocimiento de su divina maternidad. En este caso es la variante en la que la Virgen está sentada junto a Cristo mientras Él le coloca la corona en la cabeza. Los ángeles tañendo instrumentos que los flanquean están haciendo referencia a la Leyenda Dorada de Jacobo de la Vorágine, donde se dice:

“los ángeles se regocijan…
las Dominaciones la celebran en sus cánticos
los Príncipes unen sus voces,
las Potencias acompañan con sus instrumentos musicales,
Querubines y Serafines entonan himnos”.

Dibujo del tímpano del portal central

La mezcla de los ciclos de la Infancia de Cristo y de la Muerte y Glorificación de la Virgen se justifica porque los episodios de la infancia son el resumen de la maternidad divina de María, base, a su vez, de su Glorificación.

En el parteluz se ubica una escultura de la Virgen con el Niño como pieza clave de todo el programa iconográfico, eje y centro del mismo. Sujeta una rama florida y pisa un dragón en referencia al pasaje del Génesis insistiendo en el valor de María como nueva Eva y se ubica ahí como símbolo de la puerta del Cielo abierta para los bienaventurados. La lectura puede ser tanto mariana como eclesiológica, la iglesia como edificio y como comunidad, con su triunfo en los registros del tímpano.

Virgen del parteluz (3)

En las cuatro ménsulas aparecen David y Bethsabé como representantes del Antiguo Testamento y san Mateo y san José para el Nuevo y para el ciclo mariano de la portada.

En las jambas aparecen Ezequiel, Salomón y santa Catalina en el lado del Evangelio y santa Marta, la reina de Saba y santa Margarita en el de la Epístola. En el muro de enfrente hay una Anunciación y en las claves de la bóveda aparecen Cristo Resucitado rodeado del Tetramorfos y los apóstoles.

Ezequiel, Salomón y santa Catalina en las jambas del Evangelio del portal central (3)

A mediados del siglo XVI al pórtico se le añadió la Capilla de la Piedad con el patrocinio del abad de santa Pía y canónigo y arcediano de la colegiata don Diego Fernández de Paternina mediante un absidiolo hemidecagonal en su lado norte y cubriéndola con dos bóvedas de terceletes que flanquean una central de combados y el programa decorativo de la portada triple que cobija se completó con un conjunto de estatuas de evangelistas y apóstoles sobre ménsulas y bajo doseles ubicadas en los pilares de arranque de la tracería de las bóvedas.

Pórtico, con la Capilla de la Piedad al fondo

Dibujo de la cubierta del pórtico y de la Capilla de la Piedad (1)
La decoración de la capilla funeraria del abad constaba de la sepultura, un retablo, las esculturas, todas policromadas con vivos colores, igual que las del resto del pórtico, pinceladura en los muros y bóveda, reja y otros ornamentos, aunque sólo se conservan las estatuas, que son los santos Andrés, Santiago, Juan, Marcos, Pedro y Pablo, las veintitrés claves de la bóveda, donde aparece san Pablo rodeado de padres de la Iglesia, apóstoles, evangelistas y santos y santas de devoción popular, y restos de la rica policromía.

En el friso de la capilla se lee la siguiente leyenda:

CAPILLA DE DON DIEGO / FERNÁNDEZ DE PATERNINA ABAD DE / ScTA PIA ARCº (arcediano) I CANº (canónigo) / DE ESTA Iª (iglesia) PHONOT APLICO (protonotario apostólico) 1545.

En el muro central está el escudo de armas del fundador y en el muro de la derecha una inscripción en bajo relieve en la que se lee:

MORIO EL DICHO ABAD A XI DE NOVIEMBRE DE 1547.

En el muro de la izquierda se abre un vano bajo venera que da paso a una sacristía que fue ampliada a los pocos meses de la muerte del abad por su sobrino, Juan Fernández de Paternina, enterrado también en la capilla, que fundó una capellanía perpetua y la dotó con rentas para que se realizasen misas por las almas de ambos.

Se cree que el enterramiento estaría bajo el centro de la capilla a modo de cripta, con entrada desde la sacristía.

En el pórtico, restaurado en 2003, en la actualidad se proyecta un vídeo que informa de la evolución de la policromía entre los siglos XVI y XX.

Proyección de la policromía perdida de la Capilla de la Piedad
Aquí os dejo con los otros dos artículos que dedico a la CATEDRAL VIEJA DE VITORIA en Viajar con el Arte:


Imágenes ajenas:

(1) AZKARATE GARAI-OLAUN, A., CÁMARA MUÑOZ, L., LASAGABASTER, J. I., LATORRE GONZÁLEZ-MORO, P, Catedral de Santa María. Vitoria-Gasteiz. Plan Director de Restauración, Vols. I y II y Anexo Planos, Diputación Foral de Álava-Fundación Catedral Santa María, 2001.

Fuentes:

AZKARATE GARAI-OLAUN, A., CÁMARA MUÑOZ, L., LASAGABASTER, J. I., LATORRE GONZÁLEZ-MORO, P, Catedral de Santa María. Vitoria-Gasteiz. Plan Director de Restauración, Vols. I y II y Anexo Planos, Diputación Foral de Álava-Fundación Catedral Santa María, 2001.
AZKÁRATE LUXÁN, M., “La coronación de la Virgen en la escultura de los tímpanos góticos españoles”, Anales de historia del arte, Nº 4, 1993-1994 pp. 353-363.
CÁMARA MUÑOZ, L. y LATORRE GONZÁLEZ-MORO, P., “Anamnesis de una estructura. La Catedral de Vitoria entre los siglos XII y XX”, Arqueología de la Arquitectura, nº 1, 2002, p. 145-158. https://ebuah.uah.es/dspace/handle/10017/30158?show=full
CÁMARA MUÑOZ, L., Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz. Proyecto de Comunicaciones Verticales en el Cantón de Santa María. Memoria, 2010.
CORTÁZAR GARCÍA DE SALAZAR, M., PARDO SAN GIL, D. y SANZ GÓMEZ DE SEGURA, D., Estudios y Restauración del pórtico. Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz, Santa Maria Katedrala Fundazioa - Fundación Catedral Santa María, Vitoria, 2009.
GARCÍA-GÓMEZ, I., “Santa María, clave de una bóveda llamada Vitoria-Gasteiz. Los inicios (siglos VIII-XIII)”, Internationale Tagung der Dombaumeister, Münsterbaumeister und Hüttenmeister in Vitoria-Gasteiz 17-21 September 2013, Tagungsband / Europäische Vereinigung der Dombaumeister, Münsterbaumeister und Hüttenmeister, Vitoria-Gasteiz, 2015, pp. 13-24.
GONZÁLEZ DE ZÁRATE, J. M., “Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz. Iconografía de sus Tímpanos”, Cuadernos de Arte e Iconografía, tomo XXI, nº 41, Monográfico, 2012.
GUTIÉRREZ, M. L., “La Asunción del Tímpano de la Catedral de Vitoria. Algunas consideraciones iconográficas”, Cuadernos de Arte e Iconografía, tomo III, nº 6, 1990, pp. 5-10.
LAHOZ GUTIÉRREZ, M. L., “El Tímpano del Juicio Final de la Catedral de Vitoria. Aspectos iconográficos”, Sancho el sabio, Revista de cultura e investigación vasca, nº 4, 1994, pp. 181-200.
LAHOZ GUTIÉRREZ, M. L., “Breves notas sobre un tímpano vitoriano”, Cuadernos de Sección. Artes Plásticas y Monumentales, nº 14, 1995, pp. 164-174.
SILVA Y VERÁSTEGUI, S. de, “La controvertida portada de San Gil de la iglesia de Santa María de Vitoria, del siglo XIV”, Ars bilduma, nº 3, 2013, pp. 5-31.
SOLAUN, J. L., GARCÍA-GÓMEZ, I. y AZKARATE, A., “Las restauraciones históricas en la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz (1496-1967)”, Internationale Tagung der Dombaumeister, Münsterbaumeister und Hüttenmeister in Vitoria-Gasteiz 17-21 September 2013, Tagungsband / Europäische Vereinigung der Dombaumeister, Münsterbaumeister und Hüttenmeister, Vitoria-Gasteiz, 2015, pp. 36-47.

Comentarios

Entradas populares