Translator

viernes, 31 de mayo de 2013

El convento de San Francesco della Vigna, en Venecia

El Monasterio de San Francesco della Vigna se levantó en una zona deshabitada del sestiere de Castello, dentro de una vasta área de viñedos con un pequeño oratorio dedicado a San Marcos porque la tradición decía que allí había pernoctado el Evangelista durante su viaje a Aquilea, una propiedad que en 1253 Marzo Ziani, hijo del Doge Pietro, donó a los franciscanos para que construyeran un convento, el segundo de la orden en Venecia en poco más de veinte años, pues en 1231 el doge Jacopo Tiepolo ya les había cedido una casa y una pequeña iglesia en San Polo que terminó convirtiéndose en Santa Gloriosa dei Maria dei Frari, uno de los conventos franciscanos más importantes de Italia.

San Francesco della Vigna

lunes, 27 de mayo de 2013

El retablo mayor de la Cartuja de Miraflores, en Burgos

El retablo mayor de la Cartuja de Miraflores fue diseñado por Gil de Siloe, realizado entre los años 1496 y 1499, poco después de los sepulcros de Juan II e Isabel de Portugal y el del infante don Alfonso. Con pino para la estructura y nogal para las esculturas, su excepcional calidad lo conforma como uno de los retablos más importantes del siglo XV en la península.

Retablo mayor de la iglesia de la Cartuja de Miraflores

viernes, 24 de mayo de 2013

Las vidrieras de la cartuja de Miraflores, en Burgos

Otra de las maravillas de la iglesia de la Cartuja de Miraflores, situada en la orilla izquierda del río Arlanzón, a unos tres kilómetros de Burgos, una fundación de Juan II en el siglo XV, son las vidrieras, milagrosamente conservadas desde su colocación a fines de ese siglo, cuando se trajeron de Flandes.

Detalle de la vidriera del Descendimiento

jueves, 23 de mayo de 2013

La cartuja de Miraflores, en Burgos

La impresionante Cartuja de Burgos está situada a unos tres kilómetros de la ciudad, en la orilla izquierda del río Arlanzón, en un enclave que contaba con abundante en caza y pesca y rico paisaje, de ahí que se conociera como Miraflores.

Cartuja de Miraflores


viernes, 17 de mayo de 2013

La sacristía y la cappella del Rosario en la basilica dei Santi Giovanni e Paolo, en Venecia

La Basilica dei Santi Giovanni e Paolo es maravillosa, espectacular, casi infinita, plagada de obras de arte, con una luz mágica de mañana que inunda el templo desde la cabecera, elegida por muchos de los dogi venecianos, nada menos que veinticinco, como última morada, con mausoleos que colmatan las naves laterales y las capillas absidiales, con una riqueza funeraria sólo comparable con la de Santa Maria Gloriosa dei Frari, el otro gran panteón veneciano.


Basilica dei Santi Giovanni e Paolo

miércoles, 15 de mayo de 2013

El Colegio Mayor Fonseca de Salamanca

El Colegio Mayor de Santiago, el Zebedeo, más conocido como el Colegio Mayor Fonseca, fue fundado por el arzobispo don Alonso de Fonseca y Ulloa (1476-1534), hijo del arzobispo de Santiago don Alonso de Fonseca Acevedo y de doña María de Ulloa, hombre culto y formado para ese cargo desde su niñez, miembro del Consejo de Estado de Carlos V y con una intensa vida política y cortesana, que viajó a Italia, fue firme defensor del erasmismo en la península y un gran mecenas de las artes. Así, durante su arzobispado compostelano, fundó el Colegio de Santiago, el Alfeo y acometió importantes obras en la catedral, como el nuevo claustro, la sacristía y las capillas de San Fernando y de las Reliquias; y ya como arzobispo de Toledo contrató obras con Juan de Borgoña, Alonso de Berruguete, Alonso de Covarrubias o Diego de Siloé, y Diego de Sagredo le dedicó su Medidas del Romano, publicado en 1526 en Toledo, una obra de trascendental importancia para el desarrollo de la arquitectura en la península.

Fachada del Colegio Fonseca

viernes, 10 de mayo de 2013

La basilica dei Santi Giovanni e Paolo de Venecia

Según la leyenda, fue un sueño el que le indicó al doge Jacopo Tiepolo que donara unos terrenos pantanosos situados en el sestiere di Castello, en torno a un oratorio dedicado a san Daniele, para la erección, en la primera mitad del siglo XIII, del convento dominico dei Santi Giovanni e Paolo, como forma de dar habitación a los “Predicatori", presentes en Venecia desde hacía más de diez años y que todavía pernoctaban bajo las arcadas de San Martino. Según reza en la propia tumba del doge, la primera a la izquierda en la fachada, el acto de donación se firmó en 1234.

La basílica desde el crucero de la Epístola


miércoles, 8 de mayo de 2013

Monumentos fúnebres del Evangelio en la basílica dei Santi Giovanni e Paolo, en Venecia

Ya hemos visto la Basilica del Santi Giovanni e Paolo y los monumentos fúnebres del lado de la Epístola, el llamado “Pantheon della Serenissima”, donde reposan los restos de veinticinco de sus dogi además de los de otros ilustres personajes estrechamente relacionados con la historia de la ciudad, un tempo que compite, en este sentido y en otros muchos, con Santa Maria Gloriosa dei Frari, el otro gran panteón veneciano.


Ahora nos queda un reposado paseo por los no menos espectaculares monumentos del lado del Evangelio, y para ello comenzamos por donde lo habíamos dejado, a partir del ábside mayor.


Presbiterio la Basilica dei Santi Giovanni e Paolo


Planta de la basílica publicada tomada de PAOLETTI, P., L’architettura e la scultura del Rinascimento a Venezia, Venezia, 1893. Las indicaciones son mías



lunes, 6 de mayo de 2013

Monumentos fúnebres de la Epístola en la basilica dei Santi Giovanni e Paolo, en Venecia

La Basilica dei Santi Giovanni e Paolo, en el sestiere di Castello, uno de los edificios religiosos medievales más impresionantes de Venecia, que fue la iglesia de un inmenso complejo conventual de la orden benedictina fundado en la primera mitad del siglo XIII, se conoce, con todo merecimiento,  como el “Pantheon della Serenissima”, convertido desde su origen en lugar preferido de los dogi para sus enterramientos, con veinticinco de sus sepulturas, además de las de otros ilustres personajes estrechamente relacionados con la historia de la ciudad, y en el que, desde la segunda mitad del siglo XV, la Signoria decretó que se celebraran todos los solemnes funerales de los dogi.


La monumental basílica, con la fachada de la Scuola di San Marco a la izquierda, en medio del complejo entramado urbano veneciano (1)



sábado, 4 de mayo de 2013

¿Dónde están los restos del Gran Tiziano?

Tiziano Vecellio, que murió el 27 de agosto de 1576, había pedido ser enterrado en la capilla del Crucifijo, situada en el segundo tramo de la nave de la Epístola de Santa Maria dei Frari de Venecia. La muerte le sobrevino realizando su famosa Piedad, que hubo de ser terminada por Palma el Joven, tal y como reza la inscripción “QUOD TITIANUS INCHOATUM RELIQUIT / PALMA REVERENTER ABSOLU IT… / DEOQ. DICAVIT OPUS” [1], una obra con su autorretrato que pensaba destinar precisamente para su tumba, aunque hoy luzca en la Galleria dell’Accademia.

Tiziano Veccellio, La Piedad, 1576, óleo sobre lienzo, 351 cm × 389 cm., Galleria dell’Accademia, Venezia