Translator

lunes, 27 de octubre de 2014

El Colegio Mayor Anaya de Salamanca

Lo que hoy se conoce como “Palacio Anaya”, un impresionante edificio neoclásico ubicado justo enfrente de la fachada norte de la Catedral Nueva de Salamanca y que aloja la Facultad de Filología de la Universidad, hasta fines del siglo XVIII fue la sede del Colegio Mayor San Bartolomé, Colegio Mayor de Anaya o Colegio Viejo, que con todas esas acepciones se le conoce, el primer colegio dedicado a la enseñanza en la universidad salmantina, a la que quedó adscrito, y el primer colegio mayor de la Península Ibérica, fundado por el obispo don Diego de Anaya y Maldonado tomando como modelo el Colegio Mayor san Clemente de los Españoles de Bolonia, que había sido inaugurado en 1346 siguiendo las disposiciones testamentarias del cardenal Gil de Albornoz.

Fachada principal del Colegio Anaya

lunes, 20 de octubre de 2014

El convento de Cristo de Tomar (I). Su historia, los claustros góticos y la iglesia

Lo que hoy se conoce como Convento de Cristo de Tomar es un impresionante conjunto monumental de más de cuarenta y cinco hectáreas que engloba distintas construcciones de diferentes épocas a lo largo de siete siglos de historia, una auténtica ciudad en la margen derecha del río Nabão elevada en un cerro, la Mata dos Sete Montes, dominando todo el horizonte.

Fachada norte del convento de Cristo de Tomar

lunes, 13 de octubre de 2014

El Museo Catedralicio de Zamora y los tapices de la Guerra de Troya

Después de pasearnos por la catedral de Zamora, nos quedaba detenernos en lo que allí denominan Museo Catedralicio, que ocupa la crujía norte del claustro.

Una de las tres salas donde se exponen los tapices de Zamora

lunes, 6 de octubre de 2014

El monasterio de San Pedro de Cardeña en Castrillo del Val, Burgos

San Pedro de Cardeña es una abadía en el término municipal de Castrillo del Val, en la provincia de Burgos. Sin datos fiables sobre su génesis, la tradición más remota habla de una primera y pintoresca fundación a mediados del siglo VI por mandato de doña Sancha, esposa del rey Teodorico Amalo de Italia, como lugar de enterramiento de su hijo, el infante Teodorico, aunque es evidente que carece de base alguna.

Monasterio de san Pedro de Cardeña